https://www.flickr.com/photos/jlascar/11992228715/in/photolist-jgHiN4-cAi8US-qH6sSg-atuGAK-DPWnp-79Xgdc-cwpLaS-efT54Y-nSRAPy-46uZse-7Knaft-r8Ye5m-dzyJhq-rqxDzZ-rAixBS-cb8LYQ-5ZMDWR-jhwUN1-5PUGZp-eg9yha-onLhdx-5zn43f-rWv6dk-KbRZj-7a244Y-k1yPm-omifo3-5JT2Br-k1H7g-dTdy9W-7M3oA9-7a245b-aWmAat-7a244S-8hDNwY-cxWGmj-4p85Yo-9rh279-5PYZc9-7dtEkb-vqEgp-8p2hB5-aB5Gjz-BHE3C-4p42rH-HZ4Bjx-HWkFKw-HVZDo2-7a244U-asoWwJ

Por Diana María Navas

21 julio 2016

A propósito del anuncio que recientemente hizo el emperador japonés Akihito de 82 años, sobre su intención de abdicar en su hijo Naruhito dentro de los próximos años, resulta importante analizar el tema de la sucesión de la empresa familiar.

Decisiones como la que tomó el emperador Akihito, cuyo único precedente en la historia de Japón es la renuncia del emperador Kokaku en el año 1817, y que en la actualidad requeriría una reforma del Parlamento Japonés pues a la fecha es una designación vitalicia, nos demuestran que el mundo de hoy está cambiando su perspectiva entorno a la sucesión de imperios familiares.

Así como en un gobierno nacional, la sucesión del poder dentro de una empresa familiar es una situación inevitable a la que se enfrentan miles de familias día a día. Sin embargo, la forma como se realice el cambio de mando es lo que diferencia el destino exitoso de una empresa frente a otra.

Para los fundadores de empresas familiares, el mayor reto consiste en identificar cuándo es el momento oportuno para ceder el mando, quién está capacitado para asumirlo y cuál es la forma adecuada para realizar la transición.

Lastimosamente, la mayoría de veces éstos cambios de liderazgo no se activan hasta tanto se presentan situaciones inminentes como puede ser un riesgo grave de salud del líder empresarial, la presencia de nuevos retos en el mercado, frenar el desarrollo de la empresa por adversidad al riesgo, entre otras.

Es por eso que esta ocasión queremos invitar a las familias empresarias a trabajar en planes de retiro preventivos, que impliquen principalmente:

  • Definir el perfil del candidato a suceder al fundador, definiendo las habilidades, competencias, formación y experiencia que son requeridas para desempeñar adecuadamente el rol de líder empresarial;
  • Elegir a la persona que va a suceder al fundador. El candidato puede ser miembro de la familia o no, según lo defina la familia empresaria previamente.
  • Implementar políticas claras familiares y empresariales para el cambio de mando, incluyendo el tiempo requerido para hacer la transición, de forma que no interfiera en la continuidad y crecimiento de la empresa; e
  • Identificar el nuevo rol que puede desempeñar el fundador para seguir aportando a la empresa toda su experiencia y conocimientos adquiridos desde una nueva perspectiva.

Recuerde que un plan de sucesión empresarial exitoso, representa grandes beneficios en la medida en que aporta a la continuidad del legado familiar empresarial aunque implique un gran reto para la familia empresaria, pues conlleva a fijar reglas claras para hacer la sucesión apropiadamente, incluyendo el tiempo de preparación del sucesor para ceder el mando y del sucedido para ocupar el nuevo cargo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *