En un reciente video (ver video) reseñé el ingreso de los decretos dictados por el Gobierno Nacional en el marco del Estado de Emergencia a la Corte Constitucional para el control constitucional automático.

Anoche el Noticiero CM& informó quienes son los magistrados encargados de cada ponencia, según la temática de los decretos. El análisis comprende los más de 70 decretos y 50 resoluciones expedidas en las últimas semanas. Veamos :

A cada uno de los nueve magistrado le correspondió 8 decretos y 6 resoluciones. El gran decreto marco de declaratoria del Estado de Emergencia le correspondió al Magistrado José Fernando Reyes.

Los “grandes temas” serán analizados por los siguientes magistrados como ponentes de la revisión :

  1. Magistrada Diana Fajardo
    • Servicios Públicos
    • Deshacinamiento (sic) carcelario
    • Educación y
    • Transporte aéreo
  2. Magistrado Carlos Bernal 
    • Adiciones presupuestales
    • Televisión
    • Familias en Acción
    • Fondo de Mitigación de Emergencias (Fome)
    • Findeter y Bancoldex
  3. Magistrado José Fernando Reyes 
    • Declaratoria de emergencia económica
    • Bioseguridad
    • Reconexión del servicio agua
    • Conservación de los empleos
  4. Magistrado Alejandro Linares 
    • Regalías
    • Contratación Estatal
    • Programa de Alimentación Escolar (PAE)
    • Suspensión de términos judiciales e infraestructura
  5. Magistrado Antonio José Lizarazo 
    • Traslados presupuéstales
    • Servicio militar
    • Precios de los productos de la canasta familiar
    • Protección al adulto mayor
    • Arrendamientos

La importancia de este asunto radica en que muchas situaciones del día a día fueron modificadas al amparo de decretos de emergencia que de ser declarados inconstitucionales generarían un enorme trastorno tanto jurídico como de tipo práctico al haberse, en el marco de excepción modificado, dejado de cumplir o transformado relaciones entre particulares, y entre particulares y el Estado.

 

 

Hace exactamente ocho días que estamos en estas. Dejé de escribir unos días. Pasamos un puente largo, más largo de lo que puede ser un puente festivo normal y han pasado varias cosas dignas de resaltar.

A continuación mis reflexiones.

De lo voluntario a lo obligatorio : Aquí quien ganó protagonismo fue Claudia López la alcaldesa quien se adelantó preparando a los bogotanos, o suavizando la cosa para lo que supuestamente empezamos a vivir a partir de hoy. Ella y el Gobernador sentaron las bases del famoso decreto de confinamiento con su “simulacro”, bien por ellos. Entonces, pasamos de un simulacro en el que todo el mundo estuvo relativamente tranquilo y juicioso (salvo los muchachos de “la Modelo”) y aprovechando que era puente festivo se quedaron en casa, a una medida más drástica y de excepción, claro está, como todo en este país, con unas excepciones a mi juicio muy amplias que en este país de “vivos” serán aprovechadas por el que esté mamado en la casa y quiera ir a verse con la novia… Basta con ver lo que pasó este mañana que las calles estaban repletas de gente en muchas ciudades de Colombia.

Las normas aplican para todos : Esto tristemente no aplica en nuestro medio y vemos como a toda regla le cabe su excepción, a cada restricción su “salvo conducto”. Lo que va a terminar pasando ya que solo cumplimos las normas cuando tenemos un policía al lado (y eso..) es que las medidas se van a volver más estrictas, las excepciones más controladas y quienes de verdad necesiten hacer uso de ellas, pagarán lo platos rotos.

Abuso del derecho : Y eso es precisamente lo que empieza a generar lecciones aprendidas en tiempos de pandemia, y tristemente a la fuerza. El abuso del derecho, figura de la que en este país somos víctimas, pues a cualquier ley, decreto o reglamento podemos buscarle el “esguince”, el lado gris, la parte que no aplica, etc. Acá la cosa es sencilla, o nos quedamos en la casa, o gente muere. Será muy difícil entender. Por cada segundo de permanencia en casa por parte de gente disciplinada que tenga algo de amor por el prójimo, podemos salvar vidas. Los muchos que si nos vamos a quedar y que vamos a hacer el esfuerzo ayudaremos a sopesar el número muy grande de gente que si necesita salir, que debe salir, que tiene una urgencia, o la mano de imbéciles que salen porque les parece chistoso.

Violencia intrafamiliar (VI) : Lo había anticipado la alcaldesa, en estos días de confinamiento los casos de VI pueden aumentar y de hecho durante el puente aumentaron. Es un acto de grandeza quedarse en casa, pero mas grande aún es adoptar conductas de paciencia, tolerancia y respeto, difíciles para muchos de aceptar y adoptar en el día a día, cuando hay tubos de escape, posibilidades de salir, de refugiarse. Acá no, estamos confinados y como tal, imposibilitados en muchos casos de estar a más de nos pocos metros de distancia. La creatividad se impone para poder encontrar espacios de calidad en medio de la estrechez de espacio, lograr ser pacientes, tolerantes y disciplinados. Otra enseñanza de esta experiencia que costará mucho aprender y poner en ejecución.

Ancho de banda : Se ponen a prueba los servicios públicos, la calidad de éstos, la periodicidad, y sobre todo el tema del internet, el ancho de banda, la calidad y la velocidad. A mi siempre me enseñaron que el ancho de banda era como un tubo de agua donde cabía tanta agua como disponibilidad tuviera el tubo y dependiendo de cuanta gente estuviera usando el agua de ese tubo. Pensemos en una casa de 6 personas, donde con todo esto del “colegio en casa”, hay cuatro niños en el colegio, Multi taskers, de paso, pues mientras están en clases, ven Tik Toks y tienen un video chat con dos amigos, y dos papás trabajando, uno de ellos en video conferencia. Pregunta, esto aguanta? ETB anunció que aplicaría el “tubo”, para sus usuarios. Gmail anunció ciertos “up grades” para sus servicios básicos, el uso de aplicaciones como Zoom se ha disparado. Cada dos minutos llegan al

Recursos : Ante el acaparamiento y posible desabastecimiento de alimentos, que al parecer es tan solo un temor, pues el gobierno está trabajando duro en el tema, surge una interesante reflexión. De verdad necesitamos tantas cosas ? Normal que durante el puente festivo hayamos querido comer bien, darnos un gusto, tomar algo de vino, etc, pero en el día a día, y ante situaciones de escasez, o las muy seguras dificultades económicas que vendrán con esta crisis, es necesario llenarnos de tantas cosas, de tanta comida, de tantos juguetes, de tantos lujos, de tantos empleados, colaboradores ayudas, suscripciones, etc. En mi cabeza se ha ido organizando un grupo de trabajo tendiente a la racionalización de recursos, una corriente de “less is more”, una reflexión que ojalá conduzca a ser más y mejores con menos.

Concentración : Más sobre el uso de los recursos, y en este caso nuestros recursos físicos y mentales. En lo físico, en cuanto a escritorio, espacio y lugar de trabajo, salvo la soledad propia de no estar en la oficina con el grupo de trabajo, la gente entrante y saliendo, las reuniones, los clientes, el día a día, no he notado la falta de ningún tipo de recursos. Podría afirmar que una mesa, una silla, el celular y un iPad o Computador son hoy en día suficientes para poder trabajar, lo demás son “gallos”, o accesorios, que hacen la vida más feliz, o supuestamente productiva, pero la verdad es que tener pocas cosas a la mano, menos factores de distracción ayudan mucho a estar más concentrados.

Foco : Y halando de concentración, algo complementario y muy importante, tener y mantener el foco. Buscar nuevamente hacia donde enlutarnos, que es lo verdaderamente importante, valioso, en que somos más efectivos y productivos. Donde estamos gastando energía que no tenemos o no necesitamos. Cuantas cosas podemos hacer, en que nos podemos comprometer, a quien decirle si, a quien decir no. Esta condición actual nos puede ayudar a buscar un nuevo foco, y ser mejores.

Ideas : Con el aburrimiento vienen ideas, muchas de ellas absurdas que apaciguan el aburrimiento. Mirar por la ventana, pintar círculos en una hoja de papel, jugar con el celular, son distracciones para alejar la mente de los pensamientos o de la inactividad. Lo cierto es que también con la aberración pueden llegar ideas nuevas, y porque no, grandes, o ingeniosas. Muchas de las grandes ideas que le han dado giros importantes a la historia de la humanidad provienen de momentos de soledad, aburrimiento y aislamiento. Pensemos sin frustrarnos, en que esto sea el caso y podamos concretar y materializar alguna gran idea.

Procrastinación : La palabra de moda.. el arte de posponer lo importante, urgente y menos atractivo por pequeñas actividades más gratificantes, o que nos alejen de la ansiedad y temor de ponernos manos a la obra. Lo que perfectamente podría estar haciendo yo en este momento frente a la pila de trabajo y pendientes que tengo, menos gratos que soltar la mano y escribir, una de mis grandes ambiciones pero a la vez mayores frustraciones. En medio de esta situación, atado con los temas de concentración y foco, surge una nueva reflexión sobre este flagelo del siglo 21 llamado Procrastinación. A veces, ante lo incierto, complejo y que nos genera ansiedad, miedo o inseguridad,  tenemos tendencia a aplazar el inicio de dicha activad (sin a veces ni siquiera haber dimensionado muy bien que tan compleja y dispendiosa pueda ser la actividad)

Reinventarse : Sin ser fatalistas ni trascendentales podemos afirmar que el mundo será diferente después de esta crisis. Por un lado estamos tomando conciencia de lo frágiles que somos como humanidad, y segundo, la caída de los mercados, la imposibilidad de trabajar y el enorme gasto público que implicará conjurar la crisis harán que entremos en recesión. Gastará usted lo mismo que antes, ahorrará más ? En que invertirá sus recursos, como los invertirá? Cuáles serán sus prioridades. Esto nos lleva a plantearnos necesariamente cuales serán nuestras prioridades, como vamos a operar tanto familiar como profesionalmente, entre muchas otras preguntas. Valdrá la pena viajar tanto ? Esa reunión quinceanal en Sao Paulo, además de hacerle gastar a mi cliente una fortuna en tiquetes y hotel, tenía sentido? O era mi tubo de escape para “descansar de mi familia”… No será mejor aprovechar a la familia y replantear mis prioridades ? (lector suspicaz, si hay alguien leyéndome.. ese no soy yo, no conozco SP).

 

 

Estoy obligado a cumplir un contrato, a pagar intereses de un crédito, a entregar algo a lo que me comprometí, a realizar determinada tarea, si materialmente no puedo hacerlo por uno o varios hechos que me lo impiden ?

Una Pandemia es una situación claramente excepcional en medio de la cual el gobierno declara un Estado de Excepción, tendiente a, sobre todas las cosas, preservar el bien más preciado de todos : la vida.

Las obligaciones entre particulares y las relaciones con el Estado.

¿Como puedo estar llamado a cumplir con una obligación previamente adquirida si materialmente se me imposibilita cumplir?

Al no cumplir con una obligación previamente adquirida entre particulares, derivada de un contrato, o al no cumplir un deber ciudadano como pagar impuestos, mi contra parte, en este caso el otro particular o el estado, sufre un perjuicio, se causa un daño.

El principio general frente al daño, es que quien lo causa debe reparar a quien lo sufre.

Que es la fuerza mayor ? Como se constituye ?

“Se llama fuerza mayor ó caso fortuito, el hecho imprevisto al que no es posible resistir, como un naufragio, un terremoto, el apresamiento de enemigos, los actos de autoridad ejercidos por un funcionario público, etc”.

El “etc” previsto en este artículo de 1890 sin duda no ayuda mucho. (Ley 85 de 1890). Se citan varias situaciones y corresponderá al juez determinar si el hecho, en este caso la Pandemia era constitutivo de fuerza mayor.

Los requisitos para que exista fuerza mayor son principalmente dos. El hecho debe ser :

  • Imprevisible
  • Irresistible

Así las cosas, si el hecho (la Pandemia) era imprevisible, y a ante este hecho que genera todo tipo de consecuencias (no poder salir de casa, no poder trabajar, no poder percibir ingresos) no me puedo resistir, estamos claramente ante una fuente eximente de responsabilidad, es decir que si bien el daño se produce, fruto del incumplimiento de la obligación, no se me puede declarar como responsable u obligado a cumplir.

Y entonces ?

A partir de esta situación se generarán múltiples incumplimientos por parte de los particulares frente al Estado, como la imposibilidad de cumplir con una obligación dentro de un plazo, pagar un impuesto.

Los ejemplos abundan y no es difícil entenderlos. Pensemos en el paquete turístico adquirido para Samana Santa donde no existen ya vuelos disponibles ni posibilidad material de desplazarse. El operador turístico está entonces eximido de cumplir con la obligación y ante el daño causado a quien adquirió el paquete será eximido de responsabilidad.

Lo anterior no implica que una vez cesen los eventos que generaron la fuerza mayor, quien estaba obligado cumpla, o devuelva el dinero (incluso antes) siempre y cuando esté materialmente en capacidad de hacerlo.

A manera de conclusión

Nos veremos enfrentados en los próximos meses a un sin número de casos de incumplimiento contractual ante los cuales la ley ha puesto un escudo protector para eximir de responsabilidad a la parte que incumple.

El daño estará hecho, pero las partes, de buena fe deberán establecer de manera conjunta y ojalá por fuera de los tribunales, la mejor forma de cumplir (una vez materialmente sea posible) o de volver las cosas al estado inicial mitigando los efectos adversos derivados del incumpliendo.

En materia de las relaciones con el Estado ya vamos viendo como ante la imposibilidad de cumplir con los plazos para celebrar asambleas, por ejemplo, la imposibilidad se da al no poder concurrir físicamente, pero los medios virtuales y los mecanismos de comunicación sucesiva permiten que el resultados (celebrar la asamblea) se produzca, es decir que tenga los mismos efectos que hubiera tenido si no se hubiera presentaba el hecho. Lo mismo ha pasado con los plazos para pagar impuestos los cuales, ante la situación, son postergados para permitir su pago sin sanción.

Es muy importante destacar que no cumplir o no pagar generan el daño a la otra parte.

Lo que desaparece no es el daño sino la responsabilidad que me obliga a cumplir y a indemnizar. Por lo demás, quien incumple deberá, una vez cesen los hechos o la situación lo permita, pagar o cumplir.

Ante la incertidumbre y situación actual el Gobierno Nacional, mediante Decreto 434 del 19 de marzo, amplio el plazo para la celebración de reunidos del máximo órgano social (Asambleas y Juntas de Socios).

El citado decreto establece que las reuniones podrán efectuarse hasta dentro del mes siguiente a la finalización de la emergencia sanitaria decretada en el territorio nacional.

Vea el texto completo del decreto aquí.

 

Hasta un día antes de la reunión que se encuentre ya convocada de manera tradicional (presencial) el Representante Legal puede, en virtud de lo establecido por Decreto Presidencial, dar alcance a la convocatoria y anunciar que esta se celebrará de manera no presencial.

 

En medio de tanta incertidumbre y ante la necesidad de permitir que las cosas sigan pasando y que la economía el país continúe su marcha, es importante que las reuniones del máximo órgano social se celebren, así sea de manera no presencial, como de hecho se celebrarán la mayoría de ellas en los próximos días.

La legislación mercantil colombiana ya preveía este tipo de reuniones para su celebración. Sin embargo, la ambigüedad en la interpretación de las disposiciones y el temor a la impugnación por ausencia de algún formalismo o solemnidad, ha hecho que poca gente se anime a celebrar este tipo de reuniones, y prefiera, así resulte dispendioso, realizarlas de manera presencial.

En efecto, el artículo 19 de la ley 222 de 1995, reforma al Código de Comercio establece :

“Artículo 19. REUNIONES NO PRESENCIALES. Siempre que ello se pueda probar, habrá reunión de la junta de socios, de asamblea general de accionistas o de junta directiva cuando por cualquier medio todos los socios o miembros puedan deliberar y decidir por comunicación simultánea o sucesiva. En este último caso, la sucesión de comunicaciones deberá ocurrir de manera inmediata de acuerdo con el medio empleado”.

Este artículo menciona claramente : “cuando por cualquier medio todos los socios o miembros …”, de ahí la ambigüedad, que se entiende por “todos” ? Todos los socios o accionistas inscritos en el libro de registro de accionistas, o “todos” los socios o accionistas presentes.

Para dejar claro lo anterior, permitir este tipo de reunidos y facilitar el normal desarrollo de estas importantes reuniones en estos tiempos complicados, el gobierno nacional, a través del Decreto 398 del pasado 13 de marzo de 2020, estableció, basado en el marco de las medidas de excepción por la pandemia del corona virus, lo siguiente :

“cuando se hace referencia a todos los socios o miembros se entiende que se trata de quienes participan en la reunión no presencial, siempre que se cuente con el número de participantes necesarios para deliberar según lo establecido legal o estatutariamente”. 

Así las cosas, no hay debate, no hay espacios de interpretación y se da via libre con total seguridad a la celebración de este tipo de reunión, aún si en la convocatoria inicial no fue citada como reunión no presencial, ya que el mismo decreto señala :

“las sociedades que a la fecha de e entrada en vigencia del Presente Decreto hayan convocado a reunión ordinaria presencial del máximo órgano social para el año 2020 podrán, hasta un día antes de la fecha de la reunión convocada, dar un alcance a la convocatoria, precisando que la reunión se realizará en los términos del artículo 19 de la Ley 222 de 1995, modificado por el artículo 148 del Decreto Ley 019 de 2012, y el artículo 1 del presente Decreto.

En el alcance se deberá indicar el medio tecnológico y la manera en la cual se accederá a la reunión por parte de los socios o sus apoderados.

El alcance deberá hacerse por el mismo medio que se haya utilizado para realizar la convocatoria”.

En consecuencia, en el evento en que el Representante Legal de una Sociedad haya enviado por correo electrónico una convocatoria, el alcance a la citación, en el que se indique que la reunión será “no presencial”, será válido siempre y cuando se envíe por el mimos medio (correo electrónico) con una anterioridad mínima de un (1) día a la fecha de celebración presencial inicialmente propuesta.

A manera de conclusión : 

Debe celebrarse el hecho de contar con esta claridad adicional en momentos tan complejos como el actual. Si bien es una claridad expresa que surge con base en un decreto de excepción, y se adapta muy bien a las circunstancias actuales, una vez pase la emergencia y todo vuelva a la normalidad deberá hacerse una revisión exhaustiva a la legislación mercantil cuyo “Nuevo Código de Comercio” data de 1971 , y cuya gran reforma (la de 1995) ya tiene más de 25 años (!), para ubicar todo tipo de ambigüedad, dificultad de interpretación o ausencia de disposiciones que permitan a la legislación mercantil ir a la misma velocidad del tren del mundo de las sociedades, los negocios y las transacciones comerciales.

Ω

 

 

Imagen tomada de “Share” Shareholder Association for Research & Education https://share.ca/coronavirus-virtual-meeting/

 

La pandemia y la incertidumbre sobre poder realizar las reuniones de Asamblea de la forma tradicional (presencial) no nos puede alejar del debate de fondo y de la importancia de la reunión propiamente dicha, independientemente de la forma de su celebración.

Mucho se ha hablado en estos días sobre la importancia de celebrar las reuniones del máximo órgano social.

  • Las Asambleas en las sociedades por acciones y
  • Las Juntas de Socios para las sociedades por cuotas o partes de interés

Surge pánico y nerviosismo por la imposibilidad de celebrarlas de la manera tradicional, pero a la vez surge un alivio y una solución para poder celebrarlas de manera no presencial, a través de mecanismos que ya son ampliamente usados y brindan todas las garantías necesarias en beneficio de los intereses de los asociados (accionistas en unas, socios en otras, para seguir siendo exactos, precisos y rigurosos!).

Vamos al fondo del asunto : 

Sin desconocer la importancia de las formalidades, lo cierto es que el objetivo primordial de una reunión del máximo órgano social es poder darle cuenta a los asociados sobre el estado actual de la sociedad y darle la oportunidad a quienes hacen parte de la sociedad de participar en la toma de decisiones importantes y relevantes para poder delinear el rumbo del negocio.

No nos llamemos a engaños, son muy pocos los casos donde un inversionista tiene acciones en una compañía para algo diferente de obtener utilidades año a año, o ver un aumento en el valor de su inversión por el crecimiento patrimonial de su inversión : Haber comprado barato, esperar un tiempo y vender caro.

Si esta es la motivación de la inversión, entonces será muy importante poder conocer por lo menos una vez al año, como va la sociedad y poder participar en menor y mayor medida en las decisiones claves e importantes.

Lo que se ve en una reunión de este tipo 

  • Análisis de resultados a través de la exposición, explicación y discusión de los Estados Financieros (Balance y PyG principalmente)
  • Establecer a partir de esta análisis si la sociedad es sólida, si está sobre endeudada, si se van a poder distribuir utilidades y que tan preparada puede estar para asumir los retos del periodo siguiente
  • Informe del Gerente y/o de la Junta Directiva: Conocer de parte de los administradores su visión del negocio, su estado actual, sus proyecciones, pero sobre todo como se encuentra estructurada la gestión y administración del día a día para tener confianza en el lugar donde está invertido nuestro dinero.
  • Elección de directivos : Nuestra función como propietarios (accionistas o socios) se limita a observar de lejos como se desarrolla el negocio. No estamos en el día, a día. Así las cosas, será muy importante en esta oportunidad de reuniones, poder tener voz y voto sobre las personas que habrán de estar al frente de la sociedad en el día a día.
  • Reformas estatutarias: Los estatutos son una carta navegación rígida que los asociados han diseñado para la sociedad, con el fin de que a partir de estos el negocio pueda funcionar. Los estatutos recogen lo que prevé la ley en asuntos tan importantes como gobierno de la sociedad, estados financieros, utilidades, reservas y resolución de conflictos entre otros. De tiempo en tiempo se requiere actualizar esta carta de navegación con el aporte y participación de los asociados, por lo cual es muy importante si con ocasión de una reunión del máximo órgano social, existe la propuesta de modificar en algún aspecto los estatutos, ya que una posible reforma puede modificar de manera significativa sus derechos e intereses.

Voz y … voto ? 

Siempre que se me consulta sobre “posibles formas de actuar” en una reunión de este tipo traigo a colación la hipotética historia de un accionista minoritario de Ecopetrol  que en una Asamblea pide la palabra y se le asigna. Este accionista está en la carpa 8 de Corferias donde hay más de 2.000 accionistas minoritarios. En la mesa directiva está el Presidente de la empresa, los directivos y la Junta Directiva. Su intervención se limita a tres minutos, y en ella, como suele pasar, luego de hacer un recuento de historias y reivindicaciones, sugiere modificar el proyecto de reparto de utilidades. Se oyen los aplausos en las diferentes carpas donde están los otros 1.999 minoritarios. Obviamente el interés de los minoritarios es dejar lo menos posible de dinero en el patrimonio de la sociedad y poder llevar a casa algo a manera de utilidades de la inversión.

Oída la intervención del minoritario se evidencia en las pantallas la composición accionaria de la compañía, donde las entidades del estado tienen el 88,49% de las acciones, y los “minoritarios” diferentes a fondos de pensiones e inversionistas institucionales, tan solo tienen el 4,33%. Así todos los minoritarios o “accionistas con menor participación” como figuran en el listado oficial, se unieran, y en gracia de discusión si estos se unieran con los fondos de pensiones y los institucionales sería muy difícil hacer un contra peso al 88,49% de acciones de las entidades estatales que habrán llegado a la Asamblea con una voz única y decisiones previamente adoptadas. Cualquier explicación sobre la caída del precio del petroleo, o la necesidad de robustecer el patrimonio de la compañía, justifica la disminución en el reparto de utilidades así los minoritarios quieran o necesiten otra cosa.

Cuando se es accionista hay que tener conciencia sobre el poder de participación, decisión y voto que se tiene antes de pensar en estrategias, o como actuar en una asamblea.

Entonces, que hacer ? 

Existen varias posibilidades, entre ellas,  una de origen legal que impide que las mayorías retengan utilidades, exigiendo una mayoría calificada especial y alta para que se puedan dejar de repartir utilidades o que éstas sean distribuidas en especie. Por lo demás, es importante, si se tiene la oportunidad de pactar de manera previa y expresa en los Estatutos, o en Acuerdos de Accionistas válidamente celebrados y formalizados, las políticas sobre reparto de utilidades y designación de órganos de administración que a mi juicio son dos criterios fundamentales que un inversionista debe tener claros para saber donde tiene su patrimonio invertido.

Por lo demás, no es mucho lo que se pueda hacer. Si se es minoritario, es posible armar un bloque con otros accionistas para tener algo de peso, y muy seguramente hacer contra peso a las decisiones de los mayoritarios, o impedir que se conforme una mayoría y así presionar para la toma de una decisión que no sea impuestas, sino concertada.

A veces, pero es muy raro verlo en el día a día, existen minoritarios muy poderosos, que inclinan la balance hacia un lado y otro, adquiriendo lo que se conoce como el “poder de las minorías”, ya que sin su voto no se puede tomar ninguna decisión, ya que con sus acciones sumadas a las de uno y otro grupo, se configura la decisión en uno y otro sentido.

Recomendaciones puntuales para las Asambleas y Juntas de Socios 

Asista ! Sea que estas se realicen por los acontecimientos actuales de Corona Virus de manera presencial o virtual, lo importante es que si se tiene dinero invertido en una sociedad a cambio de una participación en el patrimonio de la misma, asistamos a la reunión anual ordinaria para conocer como está el negocio y cuanto vale nuestra inversión. Muy seguramente una decisión elemental pero fundamental que podamos sacar de la reunión pueda ser la de vender la participación para poner el dinero en un lugar más seguro, en una inversión más líquida, más negociable, o donde podamos tomar algún tipo de decisión sobre el destino del negocio, o en un negocio o iniciativa propia. O, por el contrario, dejar la inversión y aprovechar para comprarle a otros accionistas y aumentar la participación.

Si se cuenta con la capacidad de influir en las decisiones, ya sea por el volumen significativo de acciones, o por la capacidad de conformar un grupo significativo, es la oportunidad para ejercer algo de liderazgo y ayudar en la guía y orientación de los accionistas y directivos para decidir sobre el fortalecimiento patrimonial de la sociedad (retener utilidades) o satisfacer los intereses individuales de los asociados, repartiendo utilidades. También orientar a la sociedad en cuanto a la elección de cuadros directivos profesionales, serios e idóneos, dar directrices a la Junta Directiva, o incluso reformar los estatutos para adaptar a la sociedad a los tiempos cambiantes.

Existe igualmente el caso, de decisiones más trascendentales y de fondo como participar en alianzas estratégicas, escindir ramas de negocios, fusionarse con otras empresas, para lo cual es indispensable participar como accionista, pero también incidir en las decisiones, o en su defecto ejercer derechos tan importantes como el derecho de retiro.

Ejerza el derecho de inspección :

Antes de una reunión ordinaria del máximo órgano social, existe la posibilidad de ir a la sede administrativa de la sociedad para ejercer el derecho de inspección consistente en conocer de manera previa y detallada la situación de la sociedad a través del análisis e inspección de los libros sociales, la formulación de preguntas y la posibilidad de llegar a la reunión con mayor capacidad de análisis y estando bien informado, lo que a su vez permite que las posibles intervenciones sean procedentes y conducentes, no como ocurre en la gran mayoría de casos donde por afán de protagonismo y simplemente por querer participar se hacen todo tipo de observaciones que no aportan en nada al debate de fondo.

A manera de conclusión 

Para ilustrarlo con un ejemplo, tener 10, 20 o 1.000 millones de pesos representados en una inversión en una sociedad podría equivaler a tener la misma cantidad de dinero en diferentes sitios.

  • Debajo del colchón, donde se donde están y puedo disponer de ellos, pero me los pueden robar y no rinden nada.
  • En un CDT donde tengo la garantía y respaldo de un banco, pero un rendimiento muy bajo.
  • Prestados a un amigo con una excelente tasa, y pagos “puntuales” de intereses, pero sin saber si a la larga ese amigo tenga como pagarme el capital de regreso.

Cuando se está invertido en una sociedad, donde vía valorización (lo que valdrán las acciones el día de mañana) o dividendos (rentabilidad), si conozco la situación de la sociedad, podré saber si mi inversión está más segura y a salvo que en los tres escenarios anteriores.

Así las cosas, de la misma forma que se debe levantar el colchón todos los días para saber si la plata está ahí, se debe tener claridad absoluta sobre el estado y situación de la sociedad donde tenemos invertido nuestro dinero. Asistir a las reuniones del máximo órgano social es un derecho, pero también un deber. Participar de manera inteligente y audaz es una virtud que todo inversionista debe tener.

 

 

Reuniones : La verdad muchas de las reuniones que tenemos son innecesarias y absurdas. No es que debamos prescindir de ellas, ni volvernos “a sociales”, pero el hecho es que si se puede prescindir, yo diría, de más del 50% de las reuniones, si logramos :

  • Tener metodologías eficientes,  herramientas y aplicativos de trabajo en equipo;
  • Si antes de tener una reunión nos detenemos a pensar  si vale la pena hacer desplazar a una cantidad de gente de un lugar a otro;
  • Si pensamos sobre si la reunión tendrá un verdadero fin o propósito que requiera la presencia de la gente, o si por el contrario esta presencia puede ser postergada a una etapa en que haya más avances.

En efecto, muchas veces las reuniones, mal llamadas “de seguimiento”, son para darse cuenta que no ha pasado nada, y para que un jefe “llame la atención” a sus subalternos en presencia de los demás.

Tomado de The New Yorker 

Reuniones, nuestra experiencia en LVA : 

El año pasado fue un año particularmente movido en temas corporativos. La oficina tuvo el privilegio de asesorar a un importante grupo del sector Agro en varios procesos de fusión. Su sede es en fuera de Bogotá, los desplazamientos hasta allá son complejos. Hicimos en un plazo de 4 meses, solo 3 reuniones en la sede del cliente :

  • El “kick off” o lanzamiento del proyecto,
  • Una reunión de revisión de avance y seguimiento 
  • El cierre

Entre tanto, todo fue manejado a través de ASANA (www.asana.com) que para nosotros ha sido la revelación en cuanto a organización, coordinación y trabajo eficiente en equipos. Cuando me refiero a equipo es el equipo que conformamos entre nuestra gente y la gente del Cliente.

El Kick Off, o saque :

Es una reunión muy importante, donde el equipo se conoce, se dan directivas e instructivos por parte del Socio o Asociado lider de la Firma, conjuntamente con los directivos del Cliente, se empodera al equipo para formar  una llave fuerte que deberá enfocarse en trabajar y producir un resultado.

Es la oportunidad para parametrizar conjuntamente el aplicativo, intercambiar teléfonos, dejar sentadas reglas del juego y fijar objetivos.

Avance y seguimiento 

En este caso, Catalina Miranda fue la lider de LVA en el proceso. Ella coordinó reuniones todos los viernes vía Zoom, un aplicativo absolutamente espectacular para video conferencias. Sin perjuicio de esto, una vez sumada una masa crítica de información, datos y avances del proyecto vale la pena coordinar un desplazamiento que valga la pena, fue así como un día, nos fuimos al medio día con Catalina y coordinamos un almuerzo con el Cliente y varios miembros del equipo, nos vimos las caras, nos felicitamos por los avances y nos llamamos la atención respetuosamente por los pendientes. La reunión fue 80% social, 20% de trabajo, pero sirvió para ponerle pilas nuevas al equipo y redireccionar el proyecto hacia su culminación exitosa.

Cierre

A los abogados nos priva el “cierre”, por varias razones. Una de ellas, es que como su nombre lo indica marca el cierre o fin de un proceso en el que por lo general se invirtió mucho tiempo, trabajo y esfuerzo. Se sudó la camiseta, se trasnochó, se pasaron angustias y en fin, todo lo que conlleva asumir un proyecto con seriedad y responsabilidad. Ah, y también nos permite cobrar el saldo de nuestros honorarios, o la comisión de éxito !

La otra razón de peso es porque el cierre conlleva en la mayoría de los casos una celebración, pequeña, modesta, grande o suntuosa, pero al fin y al cabo es un hito, importante para la Firma, para sus abogados, para sus empleados y para el Cliente.

El cierre de una transacción amerita algún tipo de “alto en el camino” y hacer algún tipo de celebración ojalá con el Cliente, los involucrados en la transacción y personal de la Firma.

Ω

En lo personal, “mi encierro”  Mente sana en cuerpo sano 

Instalada la oficina, establecidas las rutinas y habiendo tenido un par de días muy productivos, surge el tema del deporte y el esparcimiento. Si estamos encerrados cuidándonos que sentido tiene bajar al gimnasio o salir a exponernos. Hace un tiempo, en medio de la fiebre del ejercicio y de la bicicleta, compré un simulador, ayer lo saqué del closet (al simulador) y bajé por la bicicleta, tuve el privilegio de rodar media hora por Central Park en Nueva York.  🙂

Para cerrar : 

Somos muy débiles, vulnerables y sobre todo, no apreciamos bien lo que tenemos.

En estos días de encierro es mucho lo que se puede aprender a partir del simple ejercicio de vivir, sentir y observar. Basta con mirar alrededor, darse cuenta de lo que está pasando y tomar conciencia, para afirmar que somos muy débiles, vulnerables sobre todo, que no apreciamos bien lo que tenemos.

Es un hecho, es una realidad, ayer murieron mas de 500 personas en Italia por el virus. Dirán que todos los días muere más gente por otras causas, si, pero lo que pasa es que esta gente que murió, antes del virus no estaba expuesta a nada diferente a lo que estamos estado expuestos siempre, sin excepción. En nuestro país, los casos pasaron de 30 a 100 y vamos subiendo.

No tener que salir de casa, estar encerrados todo el día en familia, poder hablar, compartir dudas, experiencias, ayudar con las tareas, no tener excusas para “estar ahí”, vivir un poco más pendientes del momento, es una experiencia forzada pero única para construir algo sólido a futuro.

Nos levantamos todos al tiempo y dispuestos a seguir nuestras rutinas como de costumbre. Gloria salió a caminar, Santiago a pasear a Trufa. Desayuno en familia, compartimos los planes del día. Yo tengo cita médica en la tarde, voy a ir, aprovecho para hacer algunas vueltas, sobre todo recoger mi silla en la oficina, hace falta, estar bien sentado, cómodo.

Los niños siguen en “transición”, el colegio no ha arrancado formalmente con las clases virtuales, pero mandó trabajo. Santiago hizo clase de gimnasia y se tomó fotos de los ejercicios. Helena socializa con sus amigas y parece que están pasando bueno. Luisa, la menor está fascinada con todo el tema. Sofía la mayor, en su último año de bachillerato, feliz de estar pudiendo preparar sus exámenes con calma y en la tranquilidad de la casa. Todo funciona.

Hemos establecido algunas reglas : ayudamos a poner y a quitar la mesa, levantamos y lavamos nuestros platos, tendemos nuestra cama. Parte de la experiencia es hacer cosas que otros hacen por nosotros y saber lo afortunados que somos.

Lozano Vila & Asociados : Mi oficina funciona bien, está ubicada en mi cuarto, con vista ! Estoy orgulloso de mi equipo. Todos somos conscientes del reto que estamos afrontando y la jornada de trabajo se desarrolló bien. Tenemos un aplicativo de trabajo en equipo, ASANA, basado en la metodología KAISEN del Japón del trabajo “a tiempo” (just in time). Es un gran tablero virtual donde tenemos organizados nuestros clientes, proyectos y tareas, por responsables, fechas de entregas, y notas. Hoy, doy gracias a Daniel Maldonado nuestro genio de comunicaciones, web, IT y muchas otras cosas, de haberme metido en la compra del TNAS, un sólido disco duro que permite acceso directo y remoto desde fuera de la oficina. Con todo esto, el correo, el WhatsApp y toda la tecnología hemos podido trabajar bien y coordinados.

El tiempo rinde, pero las distracciones son grandes, los niños requieren nuestra atención permanentemente. Hoy Gloria ha sido el “policía”.. mañana me toca a mi.

Paralelo 10: La oficina de mi señora también funciona, está ubicada en el comedor, también con buena vista ! Su equipo está comprometido y metido en el cuento, hacen reuniones virtuales y el “clic clic” del teclado del computador de Gloria es permanente. Su capacidad de concentración y de trabajo es admirable.

Acuso a mi cita médica, diagnóstico : “apto para el deporte” ! Mi señora y mi hermana estaban preocupadas por el súbito cambio en mis hábitos deportivos y me habían sugerido ir a donde un deportologo que me dijera si todo estaba bien. Afortunadamente todo está bien, algunas recomendaciones de estiramiento antes y después del deporte y algunos exámenes de rutina que me haré más adelante cuando ojalá todo esté más calmado. De regreso paso por Brot y compro rollos de canela, paso por Starbucks y traigo Frapuccino, onces para los niños con cosas que les “privan”.. un premio por su buen juicio.

Final de la tarde iniciamos el proceso de armar un rompecabezas en familia, una montaña de nieve en contraste con un cielo azul y algo de verde y café, 1.000 piezas, difícil pero un reto para asumir en familia. Quedan armados bordes y seleccionadas las fichas, seguiremos mañana en la noche.

Cenamos, noticiero y a dormir.

 

Es oficial, el colegio trató de seguir vida normal hasta el final, pero se impone la prudencia y el “quedarse en casa”. Los niños lo toman bien, adoran su colegio, sus amigos, hasta la comida de la cafetería, les va a hacer falta. No es fácil responder a preguntas de porqué, hasta cuando… que va a pasar, que puede pasar? Todos somos nuevos en esto, hasta el colegio en el sistema de clases virtuales, para lo cual solicita dos días de adaptación, con lo cual lunes y martes habrán tareas y asignaciones varias, y solo hasta el miércoles se da inicio formal a las clases virtuales. El colegio es serio y no improvisa, me gusta su aproximación al tema y la forma cómo han manejado la situación.

Con mi esposa no sabemos mucho cómo será la cosa. Nunca hemos tenido que quedarnos en casa contra nuestra voluntad, menos con los niños, sin colegio y con la necesidad de hacer que las cosas parezcan lo más normal posible.

El mejor “meme” de todos :

“lo del cierre de los colegios, es con los niños adentro, cierto ?”

Durante la cena hablamos del tema. “Niños, importante ser solidarios, tener paciencia, ayudarnos, hacer de esto una experiencia enriquecedora”. Luisa tiene 9 años, para ella casi todo es nuevo y divertido. Los mayores son más escépticos, pero toman bien el asunto.

Hay ideas, planes para hacer en momentos de ocio, actividades para hacer en familia.

Lo primero que se me viene a la mente, algo de humor y adaptación de la casa a la situación particular de “colegio en casa”. Es así como busco unas imágenes, saco unos impresos y decoro la casa !

Ubicar a cada niño en un lugar de la casa, como las dos niñas menores comparten cuarto y a la menor hay que ayudarle, lo más seguro es que un día “vaya a la oficina” con el papá, y el otro con la mamá.

La tentación de Netflix, Tic Toc, etc, es grande, el reto en este campo es menor. De ahí la importancia de crear espacios, tiempos y rutinas.

A partir del lunes las rutinas serán estrictas, nos vamos a levantar un poco más tarde, pues no hay que correr para tomar un bus, ni hay que invertir tiempo en desplazamientos. Punto positivo para tener en cuenta.

Vamos, como siempre lo hemos hecho a desayunar, almorzar (ahora que los papás pueden venir de la oficina y los niños están en casa) juntos y cenar. La conversada en la mesa es un hábito precioso que muchas familias dejan pasar y fortalece enormemente los lazos, la complicidad, la expresión oral, la autoestima y el interesarse por los demás. Es el momento para contarnos que pasó durante el día, temores, angustias, cuentos, historias, y compartir en familia.

Les seguiré contando cómo nos va con esta aventura.

Domingo (15/3/20) por la noche, es oficial el colegio de mis hijos cierra. Nos ponemos en la tarea, en familia : Como vamos a hacer para estar encerrados un par de semanas (ojalá), sin volvernos locos? Como nos vamos a organizar, que reglas vamos a seguir. Mi hermano viene a cenar, nos comparte este artículo con una gráficas sorprendentes de cómo un virus se expande de manera exponencial y que revela de manera clara porque quedarse en casa no es un capricho o una mediada exagerada, sino la única posible solución. Recomiendo leerlo y activar los gráficos. Ver artículo aquí.

Tomé la decisión de notificarle a mis colaboradores y clientes más cercanos la decisión, adoptaríamos la modalidad de teletrabajo. Mando una imagen y un texto por WhatsApp, muy buena recepción, mensajes amables, solidaridad, creo que todos estamos en la misma onda.

La sensación es rara, es amarga, de tristeza, uno no quisiera tener que pasar por esta situación. Tener que llegar a su oficina y sacar sus “chiros” para llevárselos a la casa. Chateo con un par de colaboradores, hay buena energía  en medio de lo complejo de la situación.

Solidaridad y entendimiento : Es lo primero que noto en mi gente, todos estamos juntos en esto. Laura y Catalina tienen hijos pequeños, Mónica tiene que cuidar a su papá que quedó viudo hace poco, que sentido tiene que tengan que venir a trabajar, si todos podemos ayudarnos entre todos. Surge entonces algo indispensable, la confianza. Contar con un equipo lo suficientemente sólido y maduro para saber que vamos a confiar los unos en los otros para desarrollar nuestras actividades de manera remota, saber que no estamos en vacaciones, que vamos a trabajar pero de manera diferente. Esta en juego la sostenibilidad de un negocio, pero por encima de eso nuestra salud, un deber social, una responsabilidad con la comunidad.

“Take care of your people, and they will take care of your business”, una frase que se le atribuye a JW Marriot, y acuñada o apropiada por varios más a lo largo de los años.

Coordinación : Andrea inició hace vario años como recepcionista, sus habilidades y capacidad de trabajo hicieron que pronto ascendiera a coordinadora de procesos encargada entre varios temas del complejo tema de reporte de tiempos, facturación y cartera, algo que en el mundo de los abogados requiere mucho cuidado y dedicación. Andrea domina nuestra aplicación de trabajo en equipo (Asana) y nos ayudó a coordinar a través de esta información tan importante como :

  • Los datos actualizados de todos, con dirección y teléfono fijo
  • Como programar los buzones de teléfono
  • Actividades que podemos desarrollar remotamente vs. las que no
  • Información básica para poder trabajar en casa

Como si nos estuviéremos preparando para una gran evacuación, pero con calma y serenidad, hablamos un buen rato en la sala de juntas, coordinando asuntos tan importantes como dejar la caja fuerte abierta, para que si se entran los ladrones no pierdan el tiempo abriéndola (!!). Saber quien tiene llaves, dejar todo muy bien cerrado, instrucciones sobre correspondencia en la portería, manejo del acceso remoto a archivos, etc.

Catalina trajo maleta de ruedas y se llevó los archivos que requeriría para trabajar cómodamente en casa. Insisto, una sensación bastante rara, un ambiente diferente, pero con buena energía.

El medio día ya todos estábamos listos para salir, cargué mi carro, eché llave y salí a montar mi oficina en la casa.

Llego a mi casa y monto mi oficina, debo confesar que no tenía un espacio de trabajo en casa, pues me había hecho la promesa hace un par de años de separar bien los espacios y no trabajar en casa.

Traje lo esencial y la verdad quedó muy agradable.

 

Lo mejor, la compañía de Trufa, a quien le ha parecido lo máximo mi presencia prologanda en la casa.

5 PM, la sensación de encierro es fuerte, increíble, pero es así. Salgo a trotar con mi hija Sofía, con quien ya hicimos un 10 K y somos “Partners” incondicionales de ruta.

Al mal tiempo buena cara, la verdad salir a correr es una buena terapia, libera la mente genera endorfina y me hace sentir bien. Regresamos a seguir con las rutinas. El día termina bien.