• Blog

Con bastante frecuencia, año tras año los empresarios olvidan renovar la matrícula mercantil de sus compañías ante la Cámara de Comercio. Pasando por alto que la renovación de la matrícula mercantil es una obligación legal, contemplada en el artículo 33 del Código de Comercio, el cual establece que la matrícula mercantil se deberá renovar anualmente dentro de los tres primeros meses de cada año.

Con cierta regularidad los gobiernos expiden normas para simplificar, suprimir y reformar trámites, procesos y procedimientos innecesarios que aun subsisten en la administración pública. Así, en el Plan Nacional de Desarrollo (PND) 2018-2022 expedido mediante la ley 1955 de 2019, se propuso eliminar las barreras de acceso a los trámites en todo el territorio nacional y lograr la atención de las demandas y solicitudes de los ciudadanos en forma digital y automática. Para esto se definieron acciones tendientes a lograr la transformación digital de la Administración Pública y la digitalización y automatización masiva de trámites, con el objetivo de que en el 2030 todos tengan un canal digital para su realización, en los casos técnicamente posibles.

La Ley 1996 de 2019 eliminó la interdicción judicial de nuestro ordenamiento jurídico, dando cumplimiento a los compromisos internacionales asumidos por Colombia con la ratificación de la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad de las Naciones Unidas.

A partir del fallecimiento de una persona, surge a la vida jurídica una comunidad de bienes dejados por el causante, que constituye un patrimonio destinado a ser liquidado. Están facultados para solicitar la liquidación de la herencia, los herederos, el cónyuge o compañero permanente, el albacea designado por testamento, y los terceros interesados, en los términos de ley, si no fue otorgado testamento en vida de la persona, o según lo establecido por el causante mediante testamento.

Hasta hoy era usual que, durante el primer trimestre de cada año, los propietarios de bienes raíces se vieran sorprendidos por el incremento exponencial de los valores a pagar por concepto de impuesto predial unificado. Pues bien, esto podría cambiar desde el 2020, con motivo de la expedición de una norma que pasó relativamente inadvertida. Se trata de la ley 1995 del 2019, promulgada el pasado 20 de agosto.

Con frecuencia los empresarios se encuentran ante la necesidad de inyectar capital a su empresa, pero al no contar  con los recursos o liquidez suficiente, se ven en la obligación de emitir acciones para que terceros participen en ella.

Sin embargo, existe un mecanismo que permite un fondeo económico sin intervención en el gobierno de las sociedades por acciones. Se trata de, las acciones con dividendo preferencial y sin derecho a voto.

El Oficio 220-095473 del 9 de septiembre de 2019 contiene la posición vigente de la Superintendencia de Sociedades con respecto a la eficacia de las cláusulas compromisorias pactadas en los estatutos de sociedades, para la impugnación de las decisiones proferidas por juntas de socios y asambleas de accionistas por la vía arbitral. Con ello, la entidad puso fin a una discusión que venía dándose alrededor del tema desde hacía varios años.

El próximo 25 de septiembre de 2019 vence el plazo para declarar, liquidar y pagar el impuesto complementario de normalización, por una sola vez, y mediante declaración independiente, a cargo de  los contribuyentes del impuesto sobre la renta que tengan activos omitidos o pasivos inexistentes a 1 de enero de 2019, o que quieran modificar el valor de los activos que hayan sido declarados. Es un impuesto cuya finalidad es otorgar amnistías patrimoniales para contribuyentes que han incumplido sus deberes, permitiendo regular o “normalizar” su situación hacia el futuro.

Históricamente ha estado presente en nuestro imaginario la idea que la justicia en Colombia es tardía. Por ello, es usual encontrarse con expresiones como: “la justicia cojea pero llega”, “la vida útil del abogado es igual a la duración de dos procesos ordinarios” o “siempre es mejor un mal arreglo que un buen pleito”, entre otras.